Javier Marías.


No digo que Javier Marías sea polémico por lo que escribe, pero por los motivos que sea, lo es para los lectores. Me explico, o al menos lo intento, es de esos escritores que muchos de los que atacan no han leído ninguna de sus novelas; y a lo mejor mucho de los que le defienden tampoco.

Una tertulia literaria en Alhaurin, un municipio de la provincia de Málaga, a la que tuve ocasión de asistir, se hablaba de este escritor y como decía en el párrafo anterior había disparidad de opiniones. De una señora que prácticamente lo daba a conocer como un tuercebotas a otro señor que pedía de manera insistente que era una injusticia que no tuviese ya el Nobel de Literatura.
Miembro de la Real Academia Española fue en una época determinada también nombrado como antisistema, aunque en estos días como decía un señor mayor es más que sistema. Cada vez que publica una novela tiene un publirreportaje en todos y cada uno de los medios informativos. No olvidemos que, cada domingo también expresa su opinión sobre los temas cotidianos en el suplemento de uno de los periódicos más importantes de este país.

Reconozco que tiene una facilidad narrativa bestial, usa un sinfín de vocablos y palabras lo que le hace demostrar el nivel que tiene a la hora de enfrentarse a contar algo. Es de esos escritores que son capaces de utilizar cien páginas para que el personaje suba una escalera. Y eso, además de no ser fácil, lo hace de maravilla y eso no lo hace cualquiera.
Empiezo a conocerlo tarde, literariamente, y lo hago recuerdo a raíz de un artículo sobre su padre, Julián Marías, un intelectual que estuvo siempre en la sombra, que no tuvo nunca reconocimiento oficial ni premio alguno. “Los enamoramientos” fue la primera novela suya que leí, y aunque la veía demasiada gruesa y llena de páginas, comenzar a leerla hizo que reconociese ese calibre literario que salía de su pluma. Y mira, que muchos de sus lectores esta novela que he nombrado la considera de la más normalitas.


Terminado 2021, acababa de terminar de leer “Tomás Nevinson”, me entretuvo bastante, aunque como dicen muchos de sus detractores a la novela le sobran más de cien páginas. Se hace lenta en ocasiones, pero si aguantas el chaparrón, acaba siendo una buena novela que te ha hecho entretener un buen rato. Ni que decir, que fue declarada por la crítica como mejor novela de ese año.
“Así empieza lo malo” una novela sobre el deseo, el rencor y el perdón, fue una de las novelas suyas que elegiría si me viese obligado a escoger. “Berta Isla” la historia de una espera y digamos la antesala de “Tomás Nevinson”. A este autor madrileño le es reconocida una notable perfección técnica con que elabora sus novelas. Es un reconocimiento no solo aquí, sino por parte de la crítica europea.

Y allí, en Alhaurin, no había fumata blanca para coincidir de una manera mayoritaria la opinión sobre este escritor. Las diferencias eran notables y parecía que se habían juntado allí los grupos partidarios y los no.
Pese a todo lo que se dice de él, me quedo con él, ya que considero que desde el punto de vista literario se puede aprender mucho de alguien que tiene esa capacidad narrativa tan fluida y tan rica literariamente hablando.

Te toca a ti. ¿Has leído algo de Javier Marías?
¿Qué opinas de él, y de su obra?
¿Nos recomienda algo suyo?

Llegado a este momento, darte las gracias y un fuerte abrazo por acompañarme en esta travesura de juntar letras cada domingo, con el único propósito de tener una conversación “distinta” este día de descanso.
Gracias mil.

Diego Santos Márquez.

10 Comentarios

  • Paqui Publicado enero 30, 2022 13:08

    No puedo opinar porque no he leído sus novelas.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 30, 2022 13:09

      Gracias Paqui. ¡Un abrazo!

  • Mercedes Publicado enero 30, 2022 13:46

    Empecé a leer ‘Mañana en la batalla piensa en mí”, y lo deje a la mitad, porque me aburría, no me enganchaba. No creo que intente leer otra novela de este autor.

    • Diego Santos Márquez Publicado febrero 20, 2022 15:07

      Gracias Mercedes. ¡Un abrazo!

  • Helena Olaya Publicado enero 30, 2022 14:19

    No leí nada de Javier Marías, pero ya que mencionas la palabra tuercebotas me llamó la atención porque aunque siempre se utiliza como un insulto también existe un vino tinto de Rioja que se llama igual y es muy bueno.como siempre me anoto la recomendación y te felicito por tu blog. saludos

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 30, 2022 17:23

      Gracias Helena. ¡Un abrazo!

  • Cristina Publicado enero 30, 2022 19:20

    El primer libro de Marías que leí,sería allá por el 94 o 95,Mañana en la batalla piensa en mi,no es que no me gustara,es que lo leído hasta ese momento durante el año,me había gustado mucho más y no volví a leer nada suyo durante mas de 10 años cuando me llamó la atención los enamoramientos,que me gustó mucho,(debo reconocer que me gusta esa facilidad que tiene para expresar algo muy simple,con cientos de palabras).
    Las opiniones de los escritores en cuanto a sus gustos e ideologías,nunca me han marcado,ni lo harán a la hora de leer una obra,creo que cada quién es muy libre de pensar como quiera.
    Por desgracia,es algo que últimamente noto mucho,hay personas que no leen nada de alguien contrario a su manera de pensar,una lástima,pues nunca tendrán una visión completa de un mismo tema,sea cual sea.
    Me apunto tus recomendaciones.
    Un abrazo y feliz semana.😉

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 30, 2022 20:26

      Gracias Cristina. ¡Un abrazo!

  • Paco Vargas Publicado enero 30, 2022 19:52

    Como suele ocurrir, la más de las veces, la crítica y los lectores están en desacuerdo

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 30, 2022 20:26

      Gracias Paco. ¡Un abrazo!

Dejar comentario

Descuida, tus datos no serán publicados!