Viajando hacía 2022. Relato.

En esta ocasión tuve una llamada inesperada. Era el director de mi editorial, que no es habitual que me llame salvo para alguna cuestión muy importante o urgente. Y doy fe, que esta lo era. Os cuento:

Tome el tren hacia Córdoba. La convocatoria era en un céntrico hotel. Mientras viajaba, pensaba que quizás para un recorrido de este tipo no hubiese estado de mal haber ido en mi coche. Cierto también, que en estos días he estado algo bajo de ánimos por un resfriado que no ha dejado de rondarme.
Ya allí, en esa bonita ciudad de la que tengo muy buenos recuerdos, una de mis hijas estudió en su universidad. Al entrar en el hotel me sentí como en casa. A veces, las sensaciones y la intuición te hacen sentir más que bien, especial. Y eso sentía nada más cruzar la puerta del establecimiento. Un decorado bestial, lleno de libros, y de frases literarias hacia que mis ojos estuviesen en continuo movimiento.
Nada más identificarme en la recepción, me dijeron que me tenía que pasar por el salón Morisco que me estaban esperando. Bajé las escaleras que me indicaron, nada más llegar al centro observe varias puertas y se abrió una de ellas, donde salió mi director. Nos saludamos con un fuerte abrazo, le dije que no entendía nada de esta historia. Se sonrió, me miro, volvió a sonreír y me dijo:
–Cuando entres lo entenderás todo.

Abrí la puerta, y sí antes mis ojos se sorprendieron, ahora se abrieron de par en par, al ver varias mesas ocupadas por comensales que conocía. Él me dijo, vamos con en las bodas, vete asomando a cada una de las mesas y saluda a sus componentes.
En la primera mesa a la izquierda, estaba Paqui Pradas, Paco Vargas, Estefanía Merino y Mercedes Poveda. Al lado de los cubiertos, títulos de libros como “Cien años de Soledad”; “El diario de un hedonista”; “El nombre del viento” y “Los pacientes del doctor García”. Ni que decir que me alegre muchísimo. Salude y nos reímos un poco, y seguí mi recorrido.
La mesa siguiente, de la cual tenía en el centro un cartelito con el número dos, estaban Cristina de Frutos, José Vicente, Carlos García Calvo y Bonjour Nanci. “El clan del oso cavernario” ; “Tokio Blues”; “El perro de los Baskerwille” y “Charing Cross Road, 84” eran sus libros. Muy jaleosa Cristina, aunque Carlos no se quedaba atrás.

Más en el centro, una mesa con un ramo de flores en el centro y el número 3, se encontraban Salvador de la Peña, Helena Olaya, José Gómez García y Fran Siles. Los libros que posaban allí eran: “Muerte en la vicaría”; “Gilead”; “Viaje al centro de la tierra” y “Sorpresas te da la vida”. Me alegre verlos con mucha positividad, estaban bastante alegres.
Aún quedaban dos mesas. La que marcaba el número 4, estaba completada con Antonio Miguel, Chema Grimaldi, Sol Derrico y Pilar Z. Heras. Allí, se encontraban “La sombra del viento”; “Traje de novia”; “Dime quién soy”; “Pescar en las nubes” y “La mujer justa”. En este lugar, Antonio Miguel deleitaba a sus compañeros con una de sus grandes historias.

La última mesa estaba completada con Ángel López Rubio, Juan Sebastian Baena Cock, Daniel Espada y un “anónimo” , al menos para mí. Los títulos que se apoyan en esa mesa eran: “”Crimen y castigo”; “Modelos de mujer”; “Este cementerio no es muy serio” y “Contra el viento del norte”. Ángel comentaba su época de arbitro, mientras sus oyentes prestaban atención a “sus aventuras”.

Un camarero me llamo la atención al resultarme familiar. Sorpresa, era Poba que al mirarme sonrió, me guiñó y sacó del bolsillo de su chaqueta un ejemplar de “Cuentos para pensar” de Bucay. Se desplazaba por las distintas mesas, sirviendo la bebida a los asistentes.

Me puse en el centro. Las personas asistentes me miraban, sabiendo la sorpresas que me acababan de dar. Con nervios, aún sorprendido les dije:
“Habéis superado todas las sorpresas posibles que podía recibir. Estoy ilusionado y emocionado de teneros cerca. Cada domingo, cuando te llega el mensaje de qué el artículo del blog esta disponible, y acudes a él le das una fuerza a ese lugar enorme. Lo lees, a veces lo comentas y haces que podamos seguir cada domingo “hablando” aunque sea solo un ratito de una conversación no habitual, que nos gusta a quién amamos los libros y la lectura.
Ahora aquí, no las mil gracias que suelo dar. Serían pocas. Muchísimas gracias y os deseo que en este 2022 tengáis mucha felicidad junto a vuestra gente, y junto a vuestros libros.”
FELIZ AÑO 2022.

Ya vuelta a la realidad, pediros perdón por este atrevimiento, pero me apetecía mucho reuniros en “ese hotel”. Aprovecho también para darle las gracias también a aquellas personas que se asoman, lee el artículo y no comentan nada. Con su lectura, da calor al sitio. Para todas, unas y otras. ¡Un abrazo!

Seguimos…

Diego Santos Márquez

24 Comentarios

  • Anónimo Publicado enero 2, 2022 13:38

    Una de mis metas leerte como todos los domingos y escribir algo, tú me entiendes…
    Como en el hombre del viento, lucharé con mis obstáculos. Gracias por tu “invitación”. Primer domingo del nuevo año.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 13:57

      Gracias Estefania, me alegro verte por estos lares. ¡Un abrazo!

  • Helena Olaya Publicado enero 2, 2022 14:11

    Que sorpresa tan agradable! muchas gracias por incluirme al lado de personas tan maravillosas y profesional,haces un buen trabajo, mil gracias y feliz año nuevo.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 15:07

      Gracias Helena. ¡Un abrazote!

  • JUAN ANDRES Publicado enero 2, 2022 16:21

    Que bueno saber plasmar los sueños y que podamos compartirlos. Un fuerte abrazo y feliz 2022.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 18:34

      Gracias Juan Andrés. ¡Un abrazo!

  • Mercedes Publicado enero 2, 2022 16:55

    Que relato tan bonito!. Me ha encantado y creo que es de los mejores que has escrito en este blog semanal. Cada domingo espero con ilusión la hora de ver cuál es el tema que has escogido y poner mi pequeño granito de arena. Muchas gracias por incluirme. Un saludo y feliz año nuevo.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 18:38

      Gracias a ti Mercedes, por asomarte cada domingo. ¡Un abrazo!

  • Mercedes Publicado enero 2, 2022 16:56

    Que relato tan bonito

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 18:42

      Gracias Mercedes. ¡Un abrazo!

  • Salvador Publicado enero 2, 2022 17:32

    Feliz año nuevo.
    Además de salud, cultura y mucha lectura.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 18:34

      Gracias Salvador. ¡Un abrazo!

  • Anónimo Publicado enero 2, 2022 18:25

    Precioso y sorprendente artículo.Gracias por compartirlo. Feliz año nuevo.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 18:33

      Gracias. ¡Un abrazo!

  • Paco Vargas Publicado enero 2, 2022 18:37

    Qué ingenioso el relato y qué bonita historia de gratitud y amistad. Seguiremos escribiendo y leyendo y hablando. Gracias por la parte que me toca. Feliz año nuevo

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 18:39

      Gracias amigo Paco. ¡Un abrazo!

  • José Vicente Merino Publicado enero 2, 2022 19:04

    Honrado de aparecer en el relsto junto a gente tan estupenda. Un fuerte abrazo para todos los amantes de la lectura. FELIZ 2022 y feliz Vida

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 19:47

      Gracias José Vicente. ¡Un abrazote!

  • Paqui Publicado enero 2, 2022 19:32

    Lo primero felicitaros a tod@s el año nuevo.
    Gracias Diego por este relato tan bonito.
    Un abrazo!!

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 19:46

      Gracias Paqui. ¡Un abrazo!

  • Paqui Publicado enero 2, 2022 19:44

    Primero felicitaros a tod@s el año nuevo.
    Gracias por este relato tan bonito.
    Un abrazo!

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 2, 2022 19:45

      Gracias Paqui. Felicitaciones también para ti. ¡Un abrazo!

  • Francisco Siles Publicado enero 4, 2022 09:29

    ¡Gracias, amigo! Qué gratificante resulta que te acuerdes de mí y me hayas incluido en esa bonita reunión.

    Mis mejores deseos para tí y los tuyos.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 4, 2022 10:40

      Gracias a ti. ¡Una abrazo!

Dejar comentario

Descuida, tus datos no serán publicados!