¡QUE DECISIÓN!

El Arte de Decidir.

Hoy quiero compartir con vosotros algo que leí hace ya tiempo. ¿Cuánto? Más de treinta años. Más de tres décadas. Con apenas dieciocho años volvía del cine con mi novia. No me preguntéis por la película, ni por su título. No lo recuerdo, aunque siendo sincero tampoco lo recordaría media hora después de salir de aquella sala de cine.
Después, acompañaba a mi chica a casa de sus tíos. Allí, las típicas presentaciones, tomar un café y los correspondientes halagos y sonrisas. En un momento dado, me acerqué a un mueble donde había bastantes libros. Y, curioseando aquellos volúmenes, me decidí a coger uno de ellos. No recuerdo el título ni su autor, qué más quisiera yo. Es algo que siempre me he recriminado, el no fijarme en ello.

Y digo todo esto porque el autor de ese libro, en su prólogo, le dedicaba la obra a un hombre del que ni siquiera sabía cómo se llamaba, aunque sabía un suceso o una leyenda que le contaron de pequeño.
La historia se remontaba a dos siglos atrás, en un lugar donde la nieve era abundante y el uso de los trineos tirado por un perro era algo habitual. Contaba, que este hombre había salido con el trineo y sus tres hijos a dar un paseo que les tenía prometido. Hacía un día agradable, pero a la vuelta de unas horas se convirtió en un día horroroso, con una gran nevada que era inusual en aquella época del año.
El perro que guiaba y tiraba del trineo se encontraba cansado, después aquel contratiempo climático y para complicarse la situación, se vio sorprendido y rodeado de varios lobos. No tenía nada para defenderse. Absolutamente nada. Por lo que, aquello parecía el fin.
Tomo una decisión que lo llevo a la cárcel y fue ejecutado posteriormente. Él cuando llego al pueblo, se entregó a las autoridades contándoles lo que había sucedido. El señor juez no dudo en ningún momento en condenarlo y mandar a ejecutar la sentencia.

El delito no sé si te lo habrás imaginado, te lo cuento, aunque me horroriza solo el pensarlo. Para salir de allí, cogió al más pequeño de los niños, casi un bebe, y lo arrojo a los lobos. Así, mientras los animales daban cuenta de él, pudo escapar y salvar la vida de los otros dos y la suya propia. Aunque sabía que la suya solo sería efímera.
Todo un horror. Aquella historia que leí, siempre he pensado que era una leyenda, y no tuvo nada de real. Una imaginación macabra, sin lugar a dudas, del autor. Pero no he logrado averiguar nada de ese libro, y mira que sigo buscándolo.

Pasado unos años, volví a la casa de los tíos de mi novia. Nada más entrar al salón me fui para las estanterías, ya sin libros. Para más inri, me dijo que había donado los libros un año antes a una asociación de Algeciras, que recogía libros y material escolar por el barrio. Mi mirada nuevamente, se fue al sitio donde estuvieron aquellas obras literarias, en su lugar había un equipo de música con tocadiscos incluido.
¡Ah! Otra cosa decía aquel texto: Treinta años después del suceso, uno de los hijos de este hombre acudió a los juzgados para intentar convencer a los jueces que su padre no era un asesino, ni culpable. Que había salvado dos vidas, la suya y la de su hermano. Lo hacía pensando en limpiar la imagen de su padre. El procedimiento fue largo, y posteriormente, hubo otra sentencia pero en los mismos términos. Es decir, declarándolo culpable y condenándolo por aquella muerte que ocasionó.

Bueno, esta es la historia de esta semana. ¡Ah! me acabo de acordar de algo. Sí, la película que “veía” con mi novia iba sobre el pecado de la gula. Comida y más comida.
¿Has leído en algún sitio esta historia, o algo parecido?
¿Qué te parece?
En esa situación extrema, ¿culpable o inocente?

Gracias mil por tu compañía. Es vitamina para este blog.

                            Diego Santos Márquez.

18 Comentarios

  • Ana Maria Publicado enero 10, 2021 12:19 pm

    Yo creo que nunca tomaría esa decisión tan terrible, no sabria que hacer pero te aseguro que esa no.Culpable o inocente?,para mi está claro

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 10, 2021 12:45 pm

      Gracias Ana. Yo tampoco, sería capaz. ¡Un abrazo!

  • Chema G. Publicado enero 10, 2021 12:31 pm

    Decisión compleja, por la cabeza lo primero que pasó fue, ha preferido matar a alguno de sus hijos antes que los maten los lobos, para mi sorpresa, una sabia decisión, inocente y culpable al mismo tiempo, pero no peor pena que tener que sacrificar un hijo.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 10, 2021 12:45 pm

      Así es Chema. Gracias. ¡Un abrazo!

  • Mercedes Publicado enero 10, 2021 1:03 pm

    Que complicado!.Creo q tomó la decisión más difícil, sacrificar a un hijo para salvar a los otros dos, y sufrir para siempre por ello. Enfin..espero q ningún padre o madre tenga q pasar nunca por este terrible trance. Yo me siento, incapaz de juzgar la decisión q tomó.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 10, 2021 1:16 pm

      Es terriblemente difícil. Gracias, Mercedes. ¡Un abrazo!

  • Helena Publicado enero 10, 2021 1:11 pm

    Nuevamente gracias Diego,el tema de esta semana es terrible el tener que elegir sacrificar a un hijo para salvar a otros,sin embargo hay muchas historias relacionadas,como la de Abraham e Isaac, historias de Reyes o de Dioses de la mitología, que no era un acto criminal, pero lo dejo en la Moral de cada cual.saludos

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 10, 2021 1:17 pm

      Sí muy complicado. Gracias Helena. ¡Un abrazo!

  • Antonio Miguel Gomez Márquez Publicado enero 10, 2021 1:31 pm

    Difícil situación y complicada aunque en situaciones extremas sacamos lo mejor y lo peor de nosotros, ojalá nunca nos tengamos que vernos en estas.
    Para mi inocente salvo dos vidas.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 10, 2021 1:34 pm

      Gracias Antonio Miguel. Dura y difícil decisión. ¡Un abrazo!

  • Paqui Publicado enero 10, 2021 7:55 pm

    Madre mía! No sé lo que haría, pero ese sacrificio no. Ese hombre tuvo mucho valor al hacerlo, consiguió salvar a los demás, por eso sería inocente. Es difícil juzgarlo.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 10, 2021 8:18 pm

      Muy, muy difícil. Gracias Paqui. ¡Un abrazo!

  • Pilar Z. Heras Publicado enero 10, 2021 10:22 pm

    Que complicada decisión, vi una pelicula parecida pero era un nazi que obligaba a una madre a decidir que hija salvaba de dos , o mataba a las dos. me dejó impactada. Nejor no verse en uno de esos trances.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 10, 2021 10:54 pm

      Así es. Gracias Pilar. ¡Un abrazo!

  • José Publicado enero 14, 2021 2:15 pm

    Sin palabras….no estoy en predisposición de poder tener una opinión al respecto. Dura decisión.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 14, 2021 4:29 pm

      Gracias José. ¡Un abrazo!

  • Antonio Valcárcel Domínguez Publicado enero 16, 2021 1:57 pm

    La mejor opción hubiese sido soltar al perro ya cansado de tirar con tanto peso y escasa nieve y huir con sus hijos. Sin embargo, actuó vilmente y con muy poco amor a aquél hijo siendo un bebé a los lobos no es de extrañar que cualquier juez pretérito y presente sentenciaría los mismo.
    En situaciones límites, la adrenalina liberada puede producir situaciones psicológicas de carácter volutivo y por ahí tendría que haber actuado la defensa.

    Afectuosamente,

    Antonio Valcárcel

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 16, 2021 1:59 pm

      Gracias Antonio. ¡Un saludo!

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *