Emilia Pardo Bazán

En esta semana tuve la ocasión de compartir una bonita charla café en mi municipio. Donde aprovechando que es el mes de la mujer, tuve la ocasión de hablar un ratito de Emilia Pardo Bazán. Considerada la mejor novelista española del siglo XIX y una de las escritoras más destacadas de nuestra historia literaria.
Gallega, que además de novelas y cuentos escribió libros de viaje, obras dramáticas, composiciones poéticas, además de numerosas colaboraciones periodísticas. Fue una mujer brillante, preparada y pionera en su tiempo. Las posibilidades económicas de su familia le permitieron recibir una educación que supo aprovechar y cultivar.

Fue la primera española que logró convertir la literatura en su profesión, con nueve años ya escribía poemas y a los trece acabó su primera novela. Se titulaba “Aficiones peligrosas” cuya protagonista de la historia lee demasiados libros malos, novelitas sentimentales que le llenan la cabeza de «pajaritos», y cree que el amor es entrega total. Y acaba casándose con quien no debe y aquello acaba en tragedia.
Cuando publicó un ensayo titulado “La cuestión palpitante” se montó un escándalo enorme. Era indecente que una mujer casada y respetable escribiera a favor de la literatura francesa del momento, considerada atea y pornográfica.
Ella respondió a todo aquello con una frase que ha pasado a la historia: «Si mi nombre fuera Emilio en lugar de Emilia, ¡qué distinta habría sido mi vida!».

La novela “Los pazos de Ulloa” la convirtió en una de las grandes escritoras de la literatura española. Sin embargo tuvo muchas criticas hasta por algunos de sus compañeros de profesión. Algunas de sus obras: La dama joven; Insolación; La madre naturaleza; La piedra angular… entre otras mcuhas. Recomiendo “Insolación” que fue la obra que me hizo acercarme a esta escritora, aunque ya había leído anteriormente algunas de sus obras más famosas. Y que hace algunos meses tuvimos una entrada en este blog sobre esta novela.

Con más de quinientos cuentos publicados, Emilia siempre estuvo reivindicando la igualdad para la mujer. Para muestra de ello, te reseño este relato: “El encaje roto” cuenta la historia de una mujer de clase acomodada que plantó a su novio en el altar, ante el asombro y el escándalo de todos los invitados. Durante años, los vecinos especularon sobre las verdaderas razones por las que Micaela había tomado esta sorprendente decisión.
Mucho tiempo después contó a una amiga los auténticos motivos de su fuga. Micaela estaba ilusionada con su boda y avanzaba por el pasillo central hacia el altar ataviada con el clásico vestido blanco y un largo encaje que había pertenecido a la familia del novio. En mitad de su recorrido, el velo se enganchó con algún saliente y ella tiró levemente de él. El viejo encaje se desgarró y en el momento en que ella recobraba la compostura advirtió la mirada airada del novio y sus labios contraídos.
Sintió en su pecho, mucho más que si la hubiese pronunciado, la completa desaprobación del que iba a ser su marido. En ese momento, Micaela, comprendió la vida que le esperaba y decidió pronunciar un rotundo “No” que dejó petrificados a los invitados.

Te invito a leerlo completo y degustarlo.

Como siempre te agradezco tu compañía, ello hace que cada semana “tengamos nuestro ratito” . ¡Gracias mil!

Diego Santos Márquez

2 Comentarios

  • Paco Vargas Publicado marzo 6, 2022 18:32

    Fue una adelantada a su tiempo. También en el tema feminista

    • Diego Santos Márquez Publicado marzo 6, 2022 18:47

      Gracias Paco. ¡Un abrazo!

Dejar comentario

Descuida, tus datos no serán publicados!