VIAJANDO HACIA 2021 (Diego Santos Márquez)

¡Vaya «trupe»

La noticia me llamó la atención, enseguida deseé formar parte de ella. “Viaje en tren de lectores hacia 2021”. Único requisito, llevar un libro durante el trayecto. Sin pensarlo dos veces, me organice, saqué mi ticket y ya me encontraba en la puerta de embarque esperando mi pequeña maleta saliese de la máquina de control.

Llegaba a mi vagón, mientras pensaba en esas cosas que hacemos sin pensar. Era una locura, pero son de esas que te hacen “tilín”. Subo y coloco la maleta encima de las que ya hay en el lugar. Veo que todo está lleno.
Como suelo hacer en los viajes en tren, me dispongo a localizar mi asiento, para después darme un paseo por los vagones colindantes y acabar en la cafetería.

Andando por el pasillo me encuentro a Paqui Pradas, que me sonríe. Lleva en sus manos “El Alquimista” de Coelho. Dos asiento más adelante conversan Estefanía y Mercedes. A las que con un gesto con la mano les saludo. Me muestran sus libros, “En nombre del Viento” de Patrick Rothfuss, y “Las bodas de Manolita” de Almudena, es el que lleva Mercedes.

Falta poco para llegar a mi asiento, y sorpresa. Pilar Z. Heras, con “Los Pilares de la Tierra”. Una mirada sonriente nos cruzamos. Delante de ella, observo a Cristina Frutos, con el “Nombre de la Rosa” de Umberto Eco. Me manda un beso con las manos, del que acuso recibo y devuelvo.
Me ha tocado al lado a Juan José, “La mujer justa” de Sandor Marai, es su libro pasaporte en este viaje. Nos chocamos los puños. Con esto de la pandemia, los saludos son tan distintos. Me da la risa, cuando veo en el asiento delante de mí a José Vicente, que lleva en sus aposentos “Autobiografía de un Yogui” de Paramahansa Yogananda. Me levanto, porque me resulta conocida aquella calva, al lado de José Vicente. Es Chema Grimaldi, con “El médico” de Noah Gordon.

Dispuesto ya a empezar el ritual de pasear por los vagones, veo en una mesa de cuatro, donde Loli; Karina Márquez; Ana Mª Pacheco y Ángeles Ruíz, juegan una partida de cartas. Eso sí, al lado cada una con su ejemplar. “Más allá del jardín” de Gala; “Cuentos para pensar” de Bucay; “La sombra del viento” de Zafón y “De hombres y sirenas” de Carlos García, son los títulos que llevan, respectivamente.

Caminando hacia la cafetería, me encuentro con Helena. Nos saludamos, y le pregunto por el libro. Se lo saca de su bolso, es “El librito azul” de Conny Mendez.


Esto sí que son sorpresas (y no pretendo hacer publicidad, eh). Ver a esta gente por aquí, a las que aprecio. Pero aún hay más, nada más abrir la puerta que me sitúa en la cafetería, veo a Juan Andrés, con su “Historia casual de San Pedro” de José Antonio Moreno. Con sus bromas habituales, hace referencia que siempre hay alguien de Ojén, en cualquier sitio.
Pido un café con leche doble, que esté caliente ya que siento frio. Me da que el resfriado se asoma. Pero quién aparece es Antonio “Pino” portando un libro en cada mano. “Té Quiero” y “Té con Raúl”. Es un genio y un gran amigo. Me ruboriza verlo con “ellos”.
Se me acumulan los sentimientos, y decido volver a mi asiento con el café y disfrutar allí sentado de su olor y sabor. Nada más salir, veo a dos personas que hablan de flamenco, de Enrique Morente. Salvador de la Peña y Paco Vargas, van a merendar algo, me dicen. ¿Los libros? “El cante Flamenco” de José Martínez y Paco “El diario de un hedonista” del que es autor.

Después de una charlita corta, pero muy cordial y antes de sentarme, decido ir al baño. Al cerrar la puerta, miro por la ventana que da a vagón. Allí están todas las personas que cada semana me leéis en el blog, y que a veces hacéis comentarios. Se me resbalan unas lágrimas, pero son de felicidad. Deseo que este viaje, a ese 2021, las cosas vuelvan a la normalidad. Esa que no apreciábamos. Que las familias vuelvan a estar juntas; los trabajadores a su trabajo; los autónomos a seguir con sus negocios; los niños a jugar como siempre. Vamos, que volvamos a ser felices de nuevo.

Me suena el teléfono, es el Poba. Perdió el tren por unos minutos, me dice que lleva «El viejo y el mar » de Hemingway. A la vez, me hace saber que ha cogido uno que va mas rápido y que pronto, podrá cambiar de tren para estar juntos.

Se abre la puerta del baño, y sale Ángel López Rubio, con un libro de Julio Verne “Los hijos de Capitán Grant”. Nos saludamos y al cerrar la puerta, sonrío. Tengo suerte de tener estas “buena gente” cerca.

¡Gracias!

Posdata: Disculpad este atrevimiento. Esta locura de “post”, pero me apetecía mucho. Gracias de corazón por seguirme en este “tren de los libros” y cada semana asomaros a leer y comentar el post.
Ah, se me olvidaba: Es un lujo viajar con esta “trupe”

La semana que viene hablaremos de “los libros prestados” seguro que tenemos mucho que comentar.
Nos vemos.
¡Feliz Año Nuevo!

16 Comentarios

  • José Gómez García Publicado diciembre 27, 2020 8:07 pm

    Genial post, muy entrañable, me ha encantado, y espectacular repaso de escritores.

    Bravo.

    • Diego Santos Márquez Publicado diciembre 27, 2020 8:43 pm

      Gracias José, es un lujo verte por estos lares. Tú participación siempre es interesante.

    • Estefania Merino Márquez Publicado diciembre 30, 2020 1:24 pm

      Gracias por ser un lector pero sobretodo por implicarnos en tus lecturas y seguir cautivándonos con ellos. A seguir…

      • Diego Santos Márquez Publicado diciembre 30, 2020 2:06 pm

        Gracias a ti Esrefania, por acompañarnos en este blog y en este viaje. ¡Un abrazo!

  • Pilar Z. Heras Publicado diciembre 27, 2020 8:13 pm

    Que bonito, me ha emocionado estar en tu relato, gracias por el detalle.

    • Diego Santos Márquez Publicado diciembre 27, 2020 8:41 pm

      Gracias Pilar. Tenías plaza reservada, por tu continua participación en este lugar. ¡Un abrazo!

  • Paqui Publicado diciembre 28, 2020 7:52 am

    Muy bonito Diego, gracias.
    Espero que llegue pronto la «normalidad» para todo el mundo.

    • Diego Santos Márquez Publicado diciembre 28, 2020 8:45 am

      Gracias Paqui. Sí, así es, que venga pronto la llamada «normalidad. ¡Un abrazo!

  • Helena Olaya Publicado diciembre 28, 2020 10:19 am

    Resérvame un billete para el Próximo tren en el mismo vagón donde viajan todas esas personas amantes de la lectura, gracias por incluirme, me ha gustado mucho.
    Feliz año nuevo

    • Diego Santos Márquez Publicado diciembre 28, 2020 2:45 pm

      Reserva realizada. Gracias a ti, por acompañarnos cada semana. Feliz año nuevo.

  • Mercedes Publicado diciembre 28, 2020 2:21 pm

    Me ha encantado el relato Diego. Gracias por compartir el viaje. Un saludo y lo mejor para 2021.

    • Diego Santos Márquez Publicado diciembre 28, 2020 2:44 pm

      Gracias Mercedes. Un abrazo y lo mejor para 2021.

  • Antonio Miguel Gomez Márquez Publicado diciembre 29, 2020 6:09 pm

    Me enorgullezco de tenerte como amigo y que siempre estés ahí, cómo siempre tienes una imaginación y una forma de transmitir con tus letras que te trasladan realmente al tren, casi puedo oler el cafe. Como siempre genial, Jefe.

    • Diego Santos Márquez Publicado diciembre 29, 2020 6:19 pm

      Gracias amigo Antonio Miguel. Me agrada que el texto te traslade allí. ¡Un abrazote!

  • Cristina Publicado enero 3, 2021 12:07 pm

    Me encanta este post y es un lujo para mi formar parte de esta pandilla lectora.
    Ni que decir tiene que el libro que me asignaste me encanta.
    Un placer viajar ahora y siempre con tus relatos.
    Mil gracias por compartirlos y dejarnos disfrutar de todos ellos.
    Un besote.

    • Diego Santos Márquez Publicado enero 3, 2021 12:21 pm

      Gracias. Un lujo, es que tú estuvieses en ese tren. ¡Un abrazo!

Dejar comentario

Descuida, tus datos no serán publicados!