SÍ. ¡PERO ME LO DEVUELVES!  (Diego Santos Márquez)

Los libros prestados.

No me podréis negar que es un asunto que siempre está en actualidad. Todas hemos dejado algún libro y, todos tenemos algún libro de alguien, es decir, que no es nuestro. Sólo tienes que levantarte y mirar tu biblioteca o estantería de libros.
Personalmente, soy de los que suelen prestar libros, a sabiendas que a toda costa algunos se quedarán en el camino y no volverá a sus aposentos. Pero no por ello, voy a dejar de insistir en prestar mis libros. Y lo hago por convicción y pienso que la cultura tiene que circular y no, permanecer parada en un estante. También es cierto, que ahora lo hago con algo de desconfianza, sobre todo con aquellos nuevos lectores que desconocen las normas éticas de la prestación de libros.

Sería injusto hacer aquí una apología sobre este asunto. Más que nada porque yo también tengo algún libro que en su día no devolví. Es cierto, que hace años pero también es que se quedó ubicado en mi estantería. Ahora, como si fuese una bibliotecaria, apunto el libro que dejo y a quién se lo dejo, y no sólo lo hago por saber quién lo tiene, también porque a veces me pongo loco buscando un libro determinado y acabo sin encontrarlo. Así al tenerlo anotado hay un poco más de orden en el desorden de mi biblioteca.

Me contaron un dicho, no se sí será real o leyenda urbana, que quiero compartir con vosotros:
Resulta que un domingo de otoño, Miguel Delibes visitaba la casa de Camilo José Cela. Almorzaba con él, y hablaban de la vida en general. Después del tomar el café pasaron a la biblioteca de Camilo. Allí, Miguel vio un libro que le llamó la atención. Lo cogió y lo mostro a Cela, diciéndole:

-Camilo ¿me lo prestas?
-No. No, Miguel. Y no te enfades, ni pongas esa cara de sorpresa. Te explico, todo tiene su motivación. Mira, fíjate en la primera hilera de esta amplia estantería. De una vista, podemos decir que hay más de treinta libros.
-Sí. ¿Y? – preguntó Delibes.
-Me lo prestaron Miguel. ¡Me lo prestaron!

Como decía al principio es raro e inusual que entre nuestros libros no haya al menos uno, que no sea nuestro y que nos fuese prestado o dejado. ¡Seguro que sí!
Vamos a ser sincero. ¡Venga!
¿Te gusta prestar libros?
¿Prestaste algún libro y no volvió?
¿Tienes algún libro que se te “olvidó” devolver?

Gracias. Gracias, una vez más por estar aquí, y ayudar con tu presencia y comentario a mantener “vivo” este espacio.

Diego Santos Márquez

14 Comentarios

  • Inma Publicado octubre 13, 2017 9:09 pm

    Si. Si he prestado libros pero por suerte han vuelto a sus aposentos. Por supuesto no me importa prestarlos, siempre y cuando vuelvan.

    • Diego Santos Márquez Publicado octubre 16, 2017 7:11 pm

      Gracias Inma. Así, es. Un libro prestado debería ser devuelto, pero la realidad es otra. Saludos.

  • Pilar Z. Heras Publicado octubre 13, 2017 9:28 pm

    La verdad es que me gusta prestar libros y casi siempre me los devuelven, a quien no me devuelve alguno no le presto mas, prefiero comprárselo y regalárselo. Una vez presté uno a una amiga y ella pe prestó a mi otro, quedamos tan encantadas con ellos que decidimos intercambiarlos, no devolverlos y quedarnos con el prestado, ese lo he leído mas de una vez. Me parece feo no devolver los libros tanto por su valor material como sentimental. Tengo algunos que nunca prestaría.

    • Diego Santos Márquez Publicado octubre 16, 2017 7:10 pm

      Gracias Pilar. Si, es feo no devolverlo. El intercambio es más mejor y mucho mas bonito. Saludos.

  • loli Publicado octubre 13, 2017 10:25 pm

    La verdad que me gusta prestar libro ,a veces cuesta con algunos, pero como a todos ,si te prestan debes prestar. Es más una vez lo pasé mal pues me dejaron,un libro y con tan mala suerte ,que se me resbaló de las manos y quedó todas las hojas sueltas, pues era de encuadernacion dura, desde entonces cuando me dejan un libro prefiero que uno tengan las tapas duras
    Pues fue prestado y comprado

    • Diego Santos Márquez Publicado octubre 16, 2017 7:08 pm

      Gracias Loli. Prestado y comprado…jaja Me río porque me ha pasado. saludos.

  • Jose Vicente Publicado octubre 13, 2017 10:32 pm

    Hola. Yo reconozco que he birlado libros, bastantes, de joven, cuando no tenía un duro, en librerías y nunca me pillaron. También me he quedado con algún libro a posta, que me gustó mucho y dilaté el tiempo de su devolución anhelando que a su dueño se le olvidase que me lo había prestado. También me ha pasado lo contrario: he dejado algún libro importante para mí, con reparos y desconfianza y me he quedado sin él, porque a pesar de mi insistencia al «amigo» al que se lo presté de que me lo devolviese, nunca lo hizo. También me han robado libros. Recuerdo que eso me pasó con un libro descatalogado y rarísimo del poeta japonés Matsuo Bhaso que descaradamente me robó otro «amigo» y que al cabo de los años me lo encontré en su biblioteca.

    • Diego Santos Márquez Publicado octubre 16, 2017 7:07 pm

      Gracias José Vicente. La verdad es que todos tenemos historias al respecto de los «libros prestados». saludos.

  • Paqui Publicado octubre 16, 2017 6:21 pm

    Siempre he prestado libros, como a mí me lo han prestado.
    Es algo que no me importa hacerlo y normalmente los han devuelto, como yo.
    Como en casa no tengo sitio para tanto libro, lo que suelo hacer es donar de vez en cuando a la biblioteca del pueblo y si me apetece leerlo de nuevo sé donde está.

    • Diego Santos Márquez Publicado octubre 16, 2017 7:06 pm

      Gracias por tu aportación Paqui. Pienso que la cultura y la lectura tiene que estar en movimiento. Saludos.

  • Cristina Publicado octubre 20, 2017 8:13 pm

    Siempre tengo libros prestados por ahí,eso si,los anoto,sobre todo,para saber por donde andan.
    Me molesta que no me los devuelvan,porque si a alguien,le gusta mucho un libro de los que les presto,no tienen más que decirlo y bien se lo regalo o sencillamente se lo compro.
    Nunca me he quedado con un libro que no sea mio.

    • Diego Santos Márquez Publicado octubre 31, 2017 5:12 pm

      Gracias Cristina.

  • Angeles Publicado noviembre 19, 2017 6:13 pm

    Me gusta prestar libros y en alguna ocasión alguno de los libros que he prestado y no me han devuelto he vuelto a comprarlo para seguir teniéndolo.
    Cuando me los prestan los devuelvo a la mayor brevedad, aunque he de confesar que tengo un libro desde hace años de una conocida, que la perdí la pista, pero la he vuelto a encontrar y se lo devolveré.
    Hace poco me regalaron dos libros de cuentos, presté uno a la hija de una clienta y como después de un tiempo, un mes como mucho, no sabía nada del libro se lo pedí a un familiar. Son importantes.

    • Diego Santos Márquez Publicado noviembre 19, 2017 6:34 pm

      Gracias Ángeles.

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *