¡ESOS LUGARES!  (Diego Santos Márquez)

LUGARES LITERARIOS.

La lectura de un libro nos transporta a muchos lugares, viajamos de un lugar a otro. Muchos de esos emplazamientos son de ficción, pero hay otros que son reales. Sitios que no conocías y que llegas de la mano de un libro.
Vamos a recordar algunos de esos espacios mágicos y, reseñamos algunos de ellos:

“El Alquimista” de Paulo Cohelo, un éxito de los años 80, nos daba a conocer Tánger, a través de un pastor que viajaba a ese lugar buscando el secreto que se escondía en las pirámides.

• Otro, podría ser, “El señor de los Anillos” de Tolkien, donde la adaptación al cine de la gran obra nos da a conocer Hobbton, en Nueva Zelanda, allí donde Gandalf hacia explotar los fuegos artificiales cada verano.

• “Romeo y Julieta” de Shakespeare, nos muestra la ciudad de Verona (Italia) donde supuestamente vivian las familias de Montescos y Capuletos.

• “Don Quijote de la Mancha” de Cervantes, nos da a conocer lugares como El Toboso, Belmonte, Campos de Montiel donde están los Molinos de Consuegra que Don Quijote confundió con gigantes.

• “El Código da Vinci” de Dan Brown, nos muestra el famoso Museo francés del Louvre, donde Robert Landon, tiene sus aventuras y donde la Mona Lisa oculta sus secretos. Si bien, ya este lugar era famoso, pero qué duda cabe que a partir de esta novela empezó a ser más visitado.

“Cien años de Soledad” de García Márquez, aunque Macondo es un paraje imaginario, si ha dado a conocer a Arataca (Colombia) lugar donde el escritor tuvo su infancia y se encuentra rodeado de unos árboles llamados… macondos.

Hay muchos más, y espero que nos hable de esos otros lugares, pero antes y para terminar, te cuento de un lugar que no se encuentra en los libros, pero que desde hace varios días un gran lector me comentaba y es digno de visitar. Es un municipio de España, concretamente de Valladolid. Un pequeño pueblecito de apenas 200 habitantes. A este lugar, le han otorgado la distinción de la Villa de los Libros de España. Sabéis, allí en aquél pedacito de tierra hay más librerías que bares. Sí, estás leyendo bien. Concretamente doce librerías y cinco museos.
Un lugar que merece la pena ser visitado por los amantes de los libros, y que me he apuntado para visitar en cuanto se dé la ocasión.
No, no se me olvida, me refiero a municipio de Urueña (Valladolid), y, además no es solo famoso por sus librerías, que con eso ya tiene un valor añadido, sino también por sus monumentos, paisajes y entorno.

Bueno después de lo que os he contado, decidme algo:

¿Habéis visitado algunos de los lugares literarios mencionados?
¿Otros lugares literarios, que conozcas y no hemos mencionado?
¿Conocías Urueña, la Villa de los Libros de España?

Como siempre, darte las gracias por “estar”. Un abrazo.

Diego Santos Márquez

6 Comentarios

  • Jose Vicente Publicado noviembre 3, 2017 6:02 pm

    Hola. Da la casualidad de que he leído todos los libros que mencionas menos el de Romeo y Julieta drl que ví la película en su día. Recuerdo un final de verano, teniendo yo 19 o 20 años que lo pasé recogiendo uvas en Consuegra con los molinos de viento quijotescos siempre en el horizonte. También estuve hsce muchos años en Tanger, ciudad magica descrita en la novela el Alwuimista. Una de las razones por las que me aficioné tanto a la lectura en mi juventud fué por ese viajar en mi imaginación a infinidad de lugares exóticos a los que me transportaban los libros y siempte me ha interesado mucho leer sobre otras culturas y los libros de viajes, como los del gran escritor Javier Reverte ( no el de Alatriste sino otro) y sus libros de viajes pir Africa o los de Javier Moro.

    • Diego Santos Márquez Publicado noviembre 4, 2017 1:01 pm

      Gracias José Vicente.

  • Pilar Z. Heras Publicado noviembre 3, 2017 6:24 pm

    Cuando empezó Vázquez Figueroa a escribir libros, me leí un montón, que me transportaron a lugares y situaciones desconocidas para mi y parecía como si hubiera viajado entre las páginas a todos esos sitios. Tiene su magia, el poder conocer lugares que de otro modo hubiera sido imposible. Los que mencionas tampoco los conozco, por lo menos personalmente.

    • Diego Santos Márquez Publicado noviembre 4, 2017 1:00 pm

      Gracias Pilar.

  • Paqui Publicado noviembre 3, 2017 7:34 pm

    De los que has citado, conozco Tánger, y los del Quijote, cuando vi los molinos me acordaba del libro.
    «La Pasión Turca» en el que la protagonista hace un viaje por Turquía. Impresionante país.
    «Como agua para chocolate» en Méjico (mágico).
    «Tres metros sobre el cielo». Roma (fantástica).

    • Diego Santos Márquez Publicado noviembre 4, 2017 1:00 pm

      Gracias Paqui.

Dejar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *